Diálogos con sentido y esperanza: Ir de lo desconocido a lo desconocido

Asentamos, con paciencia y gran dedicación, nuestra consciencia en el momento presente, a través de la
atención, de la participación con las personas, del trabajo dedicado, de la conciencia del cuerpo y del
ritmo de la respiración. Esto nos revela la inmensidad desconocida de la vida, en cada instante.