Mensaje de navidad y año nuevo

Estimados participantes de las actividades de Cafh Chile:

 

Ya iniciado el receso de nuestras actividades regulares e iniciando la celebración de la Navidad, me dirijo a ustedes para enviarles un saludo afectuoso y pleno de reconocimiento por el aprecio con que han recibido y participado en nuestros talleres y reuniones, especialmente en un año que ha sido tan desafiante.

 

No cabe duda de que ha sido – y sigue siendo – un año que nos exige en aspectos realmente esenciales para la vida.  Precisamente de esto se trata este tiempo: de cuidar de nuestra vida y la de quienes nos competen, en medio de incertidumbres, riesgos reales, temores y restricciones físicas, económicas y de relaciones. Así es legítimo sentirnos con cansancio emocional y aún con angustia en este duro período, cuando no por nosotros, si por acompañar a otros en sus dificultades y dolores.

 

Dado que aún no tenemos claridad cuando podrá cambiar esta situación, hoy en día nuestra opción más cierta para cuidarnos es recurrir a nuestras capacidades, con el apoyo de la ciencia y de las autoridades competentes.

 

Atender la seguridad personal sigue siendo prioritario, como expresión ineludible de responsabilidad tanto individual como social.  Busquemos mantenernos informados en fuentes adecuadas sobre las medidas de higiene y autocuidado pertinentes. Actuemos con confianza y abiertos al devenir, pero escogiendo y discerniendo con prudencia y asertividad la acción oportuna.

 

Ante este contexto adverso, no puedo dejar de mencionar la importancia de mantener una actitud comprensiva y compasiva, tanto con nosotros mismos, como con quiénes nos acompañan en el diario vivir.  Es un tiempo para bajar las exigencias, de acogernos en nuestra vulnerabilidad, de buscar y de ofrecernos unos a otros como un espacio seguro y amable. De reconocer con gratitud aquello que nos brinda sostén y compañía.

 

Tengo plena confianza en que nuestras actividades y talleres los acompañaron a cuidar y cultivar estas actitudes, contribuyendo así a lograr un mundo más hospitalario y solidario.

 

Espero que estas fiestas de navidad y de fin de año puedan vivirlas en amorosa cercanía y comunicación con vuestros seres queridos. Así también que en el próximo año encuentren los caminos apropiados para desplegar sus capacidades y creatividad para vivirlo con plenitud.  En ello esperamos seguirlos acompañando con todas nuestras actividades.

 

Un saludo fraterno,

Luis Vilches

Director de Cafh en Chile

Comparta este contenido:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario