Estas en:

  • Home >
  • Quienes somos >
  • Breve Historia

Breve Historia de Cafh

Cafh surge en el año 1937 como una forma de conservar la pureza de las principales tradiciones espirituales del mundo y darle vida renovada y nuevo impulso a la misión del ser humano actual.

Cafh fue fundada en Buenos Aires por el Señor Santiago Bovisio, maestro espiritual procedente de Italia, Bérgamo.

El señor Santiago Bovisio cuenta que con el propósito de realizar una obra espiritual, llega a Bs. Aires en 1926.

En 1937, conoció a personas dispuestas a acompañarlo, con quienes formó el 1er. Grupo de Cafh.

Cafh toma inicialmente la forma esotérica hasta el año 1948 en que forma las primeras Comunidades y Casas de Retiro, patrocina Obras de ayuda e Instituciones de bien social y se expresa como Camino espiritual abierto a la sociedad.

A partir de 1949 Don Santiago entrega nuevas enseñanzas que muestran el enfoque y énfasis característico de Cafh. Expone la idea de la Renuncia como sustrato de la Enseñanza de Cafh.

Don Santiago da un enfoque práctico del desenvolvimiento espiritual y la ascética mística, exponiendo sus enseñanzas a través de: sus Escritos, sus Mensajes Anuales y su ejemplo de Vida. Enseña la Aplicación del Método Científico a la vida espiritual.

Don Santiago fallece en 1963. Asume ese mismo año el Sr. Jorge Waxember, 2º Director de Cafh.

Algunas de sus Enseñanzas:
“De la mística y los estados de Conciencia”.
“El Arte de Vivir la Relación”.
“La Crisis de Éxito”.
“Vivir Concientemente”.

El Sr. Jorge Waxemberg deja la dirección de Cafh en 2005.

2005 3erº Director de Cafh: Sr. José Luis Kutscherauer.

 

Sus Mensajes:

"Profundicemos en el sentido místico de nuestro camino".
"Compartamos el fruto de nuestro desenvolvimiento".
"Abrámonos al mundo para proclamar el Mensaje de la Renuncia".
"¡Cafh es un camino de liberación interior! Busquemos ser almas interiormente libres".
"Correspondamos con madurez espiritual a nuestra vocación de renuncia".
"¡Revitalicemos nuestro vínculo con la fuente misma de nuestra vocación!"
"Demos cohesión e impulso a nuestros esfuerzos por desenvolvernos espiritualmente"